12/9/13

Lo que nunca se aprendió en clase. Eufemismos y disfemismos en el lenguaje erótico inglés


Basado en mi tesis doctoral (Eufemismo y Disfemismo en el lenguaje tabú inglés, como exponentes de la función cognoscitiva de los significados no literales, leída en la Universidad de Málaga, en junio de 1993), el libro Lo que nunca se aprendió en clase. Eufemismos y disfemismos en el lenguaje erótico inglés, escrito en colaboración con el Dr. Pedro Chamizo Domínguez, fue publicado en el 2000 por Editorial Comares, Granada. El Dr. Pedro Chamizo Domínguez, gran especialista en Filosofía del Lenguaje, a nivel nacional e internacional, fue el director de mi tesis, y es para mí un grato deber reconocer aquí que sin su valiosísima ayuda dicha tesis nunca habría llegado a ver la luz. Gracias pues una vez más, querido maestro. 
El libro se divide en dos partes. La primera parte es un estudio teórico del eufemismo y del disfemismo: concepto, funciones, tipos principales, etc. La segunda parte consta de un corpus léxico que contiene una amplia muestra (más de 3.000) de los eufemismos y disfemismos usados en inglés en este campo, desde el siglo XVII hasta nuestros días, la clasificación de los mismos en lexicalizados o semi-lexicalizados, según conserven o hayan perdido ya su ambigüedad y la agrupación en esferas conceptuales - guerra, monta, caza, pesca, alimentos, juegos y diversiones, viajes, comercio, religión, etc., aplicando las directrices de Lakoff y Johnson sobre el lenguaje metafórico al lenguaje eufemístico o disfemístico, con objeto de determinar las distintas clases de imágenes mentales usadas en inglés para este tipo de lenguaje tabú. El libro está prologado, en términos muy elogiosos, por el Prof. Keith Allan del Dpto. de Lingüística de la Universidad de Monash, Australia, autoridad mundial en  la materia. Posteriormente, el libro se presenta en la página web del propio Dr Allan en su Universidad. 

Tengo el gusto de compartir con vosotros el capítulo VII del libro, por su originalidad:

CAPÍTULO VII
Eufemismos ingleses creativos

7.1. Introducción.

Como vimos en el capítulo anterior, los eufemismos semilexicalizados cumplen la importante función cognoscitiva de conceptualizar un objeto tabú desde una perspectiva determinada, enmarcándolo dentro de una red conceptual. Pero, como sabemos, una misma realidad puede conceptualizarse de muy diversas maneras, dependiendo del aspecto de la misma que se desee destacar. Por ello es por lo que la realidad de ‘copular’, por ejemplo, ha sido conceptualizada en inglés de maneras tan diversas como HACER LA GUERRA, CABALGAR, CAZAR, COMER, VIAJAR o JUGAR, entre otras, dando origen a intrincadas redes conceptuales, relacionadas entre sí, como hemos visto, de forma coherente. Pero resulta lógico pensar que, para que una red conceptual se formara, tuvo que haber un eufemismo nuclear o básico que, al ser aceptado por la comunidad inglesa de hablantes, originara esa compleja red de términos y expresiones emparentados con él. En otras palabras, un eufemismo semilexicalizado tuvo lógicamente que ser novedoso o creativo, en un primer momento.

Podemos, pues, en consecuencia, conjeturar razonablemente que el proceso normal seguido por la mayoría de los eufemismos es el siguiente: 1) Empezar siendo novedoso o creativo, conceptualizando el objeto tabú de manera diferente a la habitual o habituales; 2) pasar luego a generar una red conceptual, al ser aceptado por la comunidad de hablantes; y 3) eventualmente, por último, perder su ambigüedad y lexicalizarse, dejando de cumplir la función de nombrar lo innombrable. Pero, como vimos en 4.4, no todos los eufemismos llegan a lexicalizarse. Hay casos en los que, al considerarse inadecuado por la comunidad el aspecto que se quería destacar, el eufemismo en cuestión queda relegado al olvido y, o bien no llega nunca a originar una red conceptual, o si la origina, ésta pasa también a ser obsoleta. En 6.3.1, vimos un ejemplo de una red conceptual eufemística en declive en el siglo actual –nos referimos a COPULAR ES COMERCIAR–, que fue en otros tiempos una metáfora mucho más productiva que en la actualidad.

Con los eufemismos creativos pasa un poco como con la historia: cuando la historia se escribe ha dejado ya de ser actualidad. De la misma manera, cuando un eufemismo creativo llega a nuestro conocimiento, suele haber sido ya aceptado convencionalmente y dejado, por tanto, de ser creativo. Nosotros analizaremos tres tipos diferentes de eufemismos creativos ingleses: 1) eufemismos creativos en el pasado que, o bien no llegaron nunca a constituirse en red conceptual, o bien si lo hicieron, quedaron luego obsoletos; 2) eufemismos creativos recientes, sobre los que nos falta todavía perspectiva para saber si van a quedar conceptualizados o no; y 3) un caso imaginario de posible eufemismo creativo en el futuro.

7.2. Eufemismos ingleses creativos en el pasado: “To change the cod’s head for the salmon’s tail”.

Es un hecho innegable que las costumbres y convenciones sociales van cambiando con los tiempos, y esto tiene lógicamente su reflejo en el lenguaje. El lenguaje eufemístico no es ninguna excepción. Así, por ejemplo, en tiempos pasados, el hecho de quedar embarazada fuera del matrimonio o antes de la boda tenía un rechazo social mucho más fuerte que en la época actual, bastante más tolerante en este sentido. Esta fuerte desaprobación social de antaño tenía su reflejo en eufemismos como to have broken one’s leg (above the knee), usado durante los siglos XVII-XX (Partridge, 1961; en broken-legged) y to have sprained one’s ankle, usado durante los siglos XVIII-XX (Partridge, 1961; en ankle). Como podemos comprobar, el hecho de ser seducida antes del matrimonio era conceptualizado hasta no hace mucho en términos de COPULAR ES SUFRIR UN ACCIDENTE CORPORAL. Tenemos otro ejemplo de eufemismo creativo en los siglos XVIII-XIX en la palabra clock, aplicada a ‘vagina’. Podemos imaginar a alguien en aquel tiempo acuñando este eufemismo novedoso, sugerido sin duda por la contemplación de uno de aquellos hermosos relojes de pie, con péndulo colgante y un orificio en medio de la esfera para darles cuerda. En congruencia con este eufemismo novedoso, pronto irían surgiendo otros términos relacionados con el mismo, como key para ‘pene’, clock-weights para ‘testículos’, dial  para ‘vagina’, to give the time y wind up the clock para ‘copular’ y algún otro, conformando una nueva red conceptual. Posteriormente, al pasar de moda este tipo de relojes, los eufemismos de la red fueron cayendo en desuso hasta quedar prácticamente obsoletos. Podíamos todavía encontrar algunos ejemplos más, extraídos de nuestro corpus léxico, pero nos centraremos en analizar un eufemismo usado por Shakespeare, que, al parecer, no llegó nunca a formar una red conceptual. Nos referimos al curioso eufemismo, usado por el escritor en Othello: to change the cod’s head for the salmon’s tail ‘cambiar la cabeza del bacalao por la cola del salmón’. Se trata de una expresión que ha suscitado bastante polémica entre los críticos literarios. Nosotros nos fijaremos en un aspecto que consideramos novedoso y que, en nuestra opinión, le hace merecer la calificación de “eufemismo creativo en el pasado”. Sobre el sentido general de la frase, parece no haber dudas entre los críticos. En palabras de Ridley «the general sense is clear, to make a foolish exchange».  De hecho, ya M. Menéndez Pelayo la traduce en 1881 como «equivoca la cabeza del salmón con la cola».  Mas, como apunta Ridley «lastly, there is almost certainly-particularly since Iago is the speaker-a strong under-meaning of bawdry in cod and tail». (Ridley, 1982: 57). Partridge (1968: 78) subscribe esta opinión, otorgando un sentido sexual a la frase: «Occasionally it is almost impossible to determine the exact sense of Shakespeare’s sexual witticisms: but, the subtlety and highly developed nature of his sexuality being incontrovertible, we should be ignorant –and stupid– to think that there is no sexual witticism.» De hecho, para Partridge (1968: 77), habría aquí una alusión a los genitales: «a difficult phrase, even when we remember that cod’s head probably refers to codpiece and that probably it therefore = penis (the head of the cod or scrotum), and that salmon’s tail probably = pudend.» Pero, según Kott, el uso de head por maidenhead y viceversa era frecuente en Shakespeare, y para demostrarlo, propone, entre otras, la siguiente cita:

[1] «Sampson: ‘I will be cruel with the maids; I
will cut off their heads’
Gregory: ‘The heads of the maids?’
Sampson: ‘Aye, the heads of the maids, or their maidenheads;
take it in what sense thou wilt’.» (Romeo and Juliet, I, i, 23-26; citado por Kott, 1980: 98-99).

Esta asimilación de head a maidenhead por parte de Shakespeare, hace posible, en nuestra opinión, una interpretación diferente, del eufemismo que nos ocupa. De hecho, la “estupidez” podría ser aquí “perder la virginidad” –the cod’s head– y salmon’s tail sería, en consecuencia, ‘pene’, lo que no parece del todo incongruente, ya que tail ha sido usado también como eufemismo para el órgano sexual masculino (ver corpus léxico). En cualquier caso, y admitiendo la alusión sexual en to change the cod’s head for the salmon’s tail, esta eufemística manera de representar el acto sexual no ha llegado a hacerse habitual, conservando la frase su impenetrable arcano hasta nuestros días.

7.3. Eufemismos ingleses creativos en el presente: “Discussing Uganda”.

Los eufemismos to pull a train/the choo choo o to run a double train podrían constituir una forma novedosa actual de conceptualizar el acto sexual. Sin embargo, podría objetarse que son en realidad subsidiarios de COPULAR ES VIAJAR, metáfora que fue usada ya por Shakespeare, como vimos en 6.3.3. Por ello es por lo que los incluimos, junto con otros eufemismos similares (to get off at Battersea Park o at Gateshead) en aquella red conceptual. Algunos eufemismos, pertenecientes al área deportiva, como pueden ser to roller skate o to send to the showers, podrían servirnos igualmente de ejemplos de eufemismos creativos actuales. Nos centraremos, sin embargo, en un eufemismo (discussing Uganda) que, en nuestra opinión, reúne todos los requisitos para poder tener la consideración de eufemismo creativo actual. En primer lugar, es de utilización reciente. En efecto, la primera cita de Ugandan affairs, –única expresión sobre el tema que encontramos en el OED–, data de 1975, y en segundo lugar, se trata de un eufemismo de uso relativamente restringido, por lo que es imposible aún determinar si va a formarse una red conceptual en torno al mismo, o por el contrario, va a quedar olvidado.

Aunque el uso de Ugandan affairs con alusión sexual data, como decimos, de los años setenta, parece ser que no fue hasta 1983 cuando la expresión tuvo algo más de difusión, originando probablemente la variante: discussing Uganda. En la cita del OED de 1983, encontramos, en efecto: «Times 7 Sept. 11/2. Amin’s most spectacular accusation was that (Princess) Elizabeth (of Toro) had made love to a Frenchman at Orly Airport. It was a strange charge (...) but one that nevertheless received worldwide publicity and gave rise to the phrase ‘Ugandan practices’.» En la versión popular que circuló por entonces, la susodicha princesa, al ser descubierta en el servicio del aeropuerto en circunstancias comprometedoras, habría dicho: «I’m discussing Uganda».  El incidente no tuvo al parecer mayor trascendencia, pero en cualquier caso, el eufemismo en cuestión mereció su inclusión en el Diccionario, de Neaman y Silver (1983). Ignoramos cuál pueda ser la suerte futura de este eufemismo y si llegará o no a crear una red de eufemismos semilexicalizados. Podríamos decir, no obstante, que, por ahora, su uso parece ser bastante limitado y, a juzgar por su no inclusión en ninguna de las fuentes utilizadas, con excepción de Neaman y Holder, podría ir camino de desaparecer.

7.4. Eufemismos ingleses creativos en el futuro: “A Happy New University”.

Hemos visto cómo un eufemismo creativo puede, o bien ser aceptado por la comunidad, dando origen a una nueva red conceptual, o bien quedar relegado al olvido, porque el aspecto destacado no pareció adecuado a los hablantes y se buscaron otras maneras de conceptualizar una determinada realidad. Naturalmente, es muy difícil predecir qué camino habrá de tomar un determinado eufemismo creativo, ni qué otros eufemismos vendrán a reemplazar a los obsoletos. Pero podemos imaginar una situación hipotética en el futuro y tratar de aplicar los mecanismos que ejercieron su influencia en otros casos concretos similares, ya analizados, para de esta manera, producir un eufemismo inglés novedoso y su correspondiente red conceptual.

Imaginemos para ello una universidad futura, vanguardista, que estuviese inspirada en Un mundo feliz, de Huxley, en lo que a relaciones entre profesorado y alumnado se refiere. Pero supongamos que esta supuesta “universidad feliz” no tuviera paralelo en la sociedad no-académica local, que seguiría fiel a la moral tradicional. En estas circunstancias, cabría imaginar situaciones en las que tanto profesores como alumnos se vieran en la necesidad de ocultar la realidad de lo que ocurría en el campus, y para ello, se habría convenido en utilizar un código secreto, conocido sólo por los miembros docentes y discentes de la universidad. Una vez establecido este código secreto, que podría haberse originado por azar en un día cualquiera de la clase, podría darse una conversación en clave entre dos miembros de la universidad en los siguientes o parecidos términos:

[2] –“Professor, I’ve got an essay for you”, o
 “I’ve finished my essay, and I’d like you to have a look at it”.
 – “O.K., come to my office tomorrow, and we can discuss your essay”.

En este código secreto, como puede adivinarse, essay sería igual a “deseo sexual” y discuss an essay equivaldría a “realizar el coito”. De hecho, esta conceptualización del acto amoroso en términos de DISCUTIR UN ENSAYO podría dar lugar a toda una red de eufemismos, como: “I’ve got several essays to correct this week”, “were you satisfied with my essay?”, “it was a bit too short, perhaps”, “you must be more imaginative”, “the professor is not to be disturbed now: he’s busy discussing an essay with one of his students”, “did I pass?" "yes, you passed with honours”, “I’m a bit behind with my essay”, y otros similares. De hecho estas experiencias extra-curriculares podrían finalmente llegar a trascender el ámbito de la universidad y empezar a usarse los mismos eufemismos en la propia ciudad, en círculos no universitarios, convirtiéndose en semilexicalizados en toda la comunidad. Finalmente, la red podría extenderse por todo el país, de tal manera que el término essay llegara a lexicalizarse como tabú, perdiendo su ambigüedad, momento este en el que podría empezar a sentirse la necesidad de sustituir essay por un nuevo eufemismo creativo. Cabría incluso la posibilidad de que, como ocurriera en el siglo XVII con occupy y nature, los hablantes terminaran por sentir escrúpulos en usar essay y discuss an essay por considerarlos demasiado obscenos. Entonces, podría alzarse la voz sensata y autoritaria de un nuevo Ben Jonson, que clamara «many out of their own obscene apprehensions refuse fit and proper words and expressions like essay and discuss an essay...». Tras un periodo de tiempo más o menos largo, y coincidiendo quizás con una puritana reacción en nuestro campus universitario, las cosas podrían volver a su sitio y essay recuperaría su antigua honorabilidad montaignista y la acepción tabú de essay y discuss an essay quedaría sólo en el recuerdo, tal vez subconscientemente nostálgico, de unos pocos eruditos.



0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada