17/9/13

Eufemismo y Fraseología Sexual en Inglés


Conferencia que di en la Universidad de Murcia para el VII Curso de Variaciones Lingüísticas, organizado por Juan Manuel Hernández Campoy, nov. 2005


1.- Introducción: El propósito del presente trabajo es analizar los diferentes tipos de eufemismos usados en inglés para referirse al lenguaje tabú del sexo y las distintas redes conceptuales a las que han dado lugar, lo que nos permitirá tener una idea bastante aproximada del tipo de metáforas usadas en la Erótica inglesa de todos los tiempos, especialmente desde el siglo XVI hasta nuestros días.

2.- Obscenidades básicas.

El significado de ‘obscene’, ‘obsceno’, del latín obscenus, ‘adverso’, ‘con malos auspicios’, ha sufrido una considerable evolución, significando hoy día, según  The Concise Oxford Dictionary, “offensively or repulsively indecent, esp. by offending accepted sexual morality.”  En prácticamente todas las lenguas hay palabras obscenas consideradas indecentes y “ofensivas para la moralidad sexual aceptada”. En inglés estas obscenidades básicas se llaman también ‘four-letter words’, por tener todas cuatro letras[1]: to fuck, cunt, cock, to come, to blow, to wank, to jack/jerk off, etc.

A pesar de su rechazo social en general, el lenguaje tabú cumple unas funciones sociales específicas bien definidas:

a)     ahuyentar los males. Recuérdese a este respecto los gritos obscenos del populacho romano a los generales triunfadores.[2] Puede decirse que en nuestros días esta función del lenguaje tabú ha caído en desuso, aunque todavía se siguen oyendo, en los estadios de fútbol, por ejemplo, expresiones como “¡qué bien juega, el hijo de puta!”
b)    agresión/humillación/insulto: sonofabitch, fucking bastard, silly bitch, asshole, motherfucker, etc.
c)     humor, que a menudo esconde el deseo de insultar a un determinado colectivo (gays, cuckolds), etc.) o provocar a los oyentes.[3]
d)    excitación: lenguaje obsceno empleado por los amantes en el acto sexual.

A esto cabría añadir que algunas palabras como fuck se usan muy frecuentemente como exclamaciones para expresar disgusto o contratiempo.
A veces, por último, el término se desgasta tanto que termina por quedar vacío de significado. Esto es lo que ocurre con fucking, por ejemplo, usado en Inglaterra en lenguaje descuidado prácticamente en cualquier situación: Pass me the fucking pen, where’s the fucking paper?, etc.

3.- Eufemismo y disfemismo.

Dado, no obstante, que estas obscenidades básicas no resultan socialmente aceptables, hay que buscar otras palabras que no ‘hieran los oídos’ de las personas ‘decentes’ y son estas palabras las que entendemos por eufemismo, que podemos definir, por tanto, como “el mecanismo que permite nombrar una obscenidad básica no con la palabra que literalmente la designa, sino con otra que parece socialmente más conveniente”[4]:  the male member (en lugar de cock, prick o dick, por ej.), the privates (en lugar del tabú balls),  to be with o to sleep with (en lugar de to fuck), etc.
El disfemismo, por su parte, también oculta una obscenidad básica, pero destacando “aspectos grotescos o humorísticos del objeto tabú”[5]: to beat/flog the bishop, ‘golpear/azotar al obispo’ o Mrs Palm and her five daughters, ‘la Sra. Palma de la mano y sus cinco hijas’, para la masturbación masculina; the bald-headed hermit, ‘el ermitaño calvo’, para ‘pene’; to have the painters at home/in, ‘tener a los pintores en casa’, para ‘tener la regla’; gentleman of the back door, ‘caballero de la puerta trasera’, para homosexual masculino; to tickle one’s taco, ‘acariciarse la tortita mejicana’ o to pet the poodle ‘acariciar al perrito de lanas’, para la masturbación femenina, etc.
Lo curioso del caso es que probablemente muchas obscenidades básicas nacieron como eufemismos: cock, usado alusivamente por Shakespeare[6], procede del nombre dado al grifo de un barril en forma de cuello de gallo, por lo que probablemente se empezó a usar de manera eufemística en el siglo XVII[7], sustituyendo a otros términos más antiguos, como tarse[8], pero en la actualidad el término es claramente malsonante, hasta el punto de que en la puritana Norteamerica, el gallo es generalmente designado por la palabra rooster en lugar de cock. Coney/cunny fueron usados para nombrar al pequeño roedor (‘conejo’) hasta bien entrado el siglo XIX, cuando fue reemplazado por rabbit, para evitar posibles confusiones con el eufemismo de cunt[9]. Probablemente el propio to fuck (de etimología desconocida), que se viene usando al menos desde el siglo XVI[10] nació como eufemismo, estando según algunos lingüistas como McDonald (1988) indirectamente relacionado con el Latín pungere, ‘pinchar’ o con el francés foutre (del latín futuere) y el alemán ficken, con el significado primario de ‘golpear’ y el secundario de ‘copular’. Sea como fuere fuck tenía ya carácter plenamente tabú en tiempos de Shakespeare, que nunca usó la palabra, aunque aludió a ella de forma evidente, usando la expresión humorística  focative case, en The Merry Wives of Windsor[11].

4.- Funciones sociales del eufemismo.

El eufemismo en general cumple una o varias de las siguientes funciones sociales:
a)     dignificación: ‘ayudante técnico sanitario’ o ‘ATS’ por ‘enfermero’ o ‘practicante’, ‘profesor de EGB’ en lugar de ‘maestro de escuela’, etc.
b)    atenuación de una evocación penosa: to pass away o to give up the ghost por to die, etc.
c)     nombrar un objeto tabú: virile member, ‘el miembro viril’, the behind, ‘el trasero’, to go to bed with ,’acostarse con’, etc.
De estas tres funciones, es la c), o sea la de permitir nombrar el tabú del sexo, la que nos concierne más directamente en la presente comunicación.

5.- Condiciones que debe cumplir un eufemismo auténtico.

Para que pueda hablarse de eufemismo auténtico o idóneo, éste debe cumplir las siguientes condiciones:
a)     permitir nombrar lo innombrable: to have sex, ‘practicar el sexo’, por ‘copular, lady of the evening/lady of pleasure, ‘dama de la noche o de placer’, por ‘prostituta’, etc.
b)    ambigüedad: to sleep with, ‘dormir con’, to know, ‘conocer’, usado en The Authorized (King James) Version of the Bible de 1611[12], organ, ‘órgano’, escort service/agency, ‘servicio o agencia de acompañamiento/compañía’, etc.
La ambigüedad de los eufemismos da lugar a no pocos malentendidos. Así, por ej. la expresión keep your pecker up, literalmente ‘manten la barbilla levantada’, usada en Inglaterra con el significado de ‘¡no pierdas el ánimo!, ¡manten el ánimo arriba!’, no puede usarse sin suscitar cierta hilaridad en los EE.UU., donde pecker se usa como sinónimo de cock. Este recurso a la ambigüedad no es nada nuevo y era usado ya por Shakespeare. Como dice Partridge en Shakespeare’s Bawdy, “el carácter sexual de algunas de sus insinuaciones es tan evidente que sería ignorante y estúpido, por nuestra parte, pensar que la intención sexual está ausente de las mismas[13].” Obsérvese, por ejemplo, el sutil juego de palabras usado por el genial escritor entre to come, ‘venir’ y ‘tener un orgasmo’:
        «Cressida. ...My lord, come you into my chamber:
        You smile and mock me, as if I meant naughtily.
        Troilus. Ha, ha!
     Cressida. Come, you are deceived, I think of no such thing»[14].
c) intraducibilidad o dificultad de traducción: to have, to haul one’s own ashes’, etc.
En el primer ejemplo, tenemos un eufemismo por ‘copular’, que podríamos traducir al español por ‘poseer’, pero esto no siempre es posible, como vemos en la siguiente cita:
Oh, Lenina Crowne?...She’s a splendid girl. Wonderfully pneumatic. I’m surprised you haven’t had her” (Aldous Huxley’s Brave New World, 45)
Como podemos comprobar la traducción de to have como ‘poseer’ no encaja en el ambiente general del ‘mundo feliz’ de Huxley, en el que el ideal era gozar libremente del sexo, sin sentirse ‘poseído/a’.
En el segundo ejemplo, la traducción literal (‘aventar las propias cenizas’) no dice nada en español, por lo que el traductor debe buscar una versión española, como ‘limpiar uno mismo su sable’ u otra similar, más de acuerdo con el significado real de ‘masturbarse el hombre’.
Sin embargo, no todos los eufemismos cumplen estas tres condiciones. Los llamados eufemismos técnicos (vagina, penis, testicles, to copulate, to masturbate, etc.) cumplen la condición a), pero no así la b) o la c).

6.- Eufemismos plenamente lexicalizados.

 Son aquellos que han perdido ya la ambigüedad y en el contexto apropiado se entienden en su sentido sexual, antes que en su sentido literal primario: to go to bed with ‘irse a la cama con’, to make love, ‘hacer el amor’, etc.
To make love tenía hasta hace poco el significado literal primario de ‘hacer el amor’, en el sentido de ‘hacer la corte, cortejar’ y, como significado translaticio de segundo orden, el de ‘copular’. Pero el significado secundario terminó por eclipsar al primario, de modo que es con el significado de ‘copular’ como to make love se entiende generalmente hoy día. Se trata, en suma, de un eufemismo que ha perdido su ambigüedad aunque no todavía del todo su tolerancia social[15].”
Puede ocurrir también que el eufemismo termine por perder su ambigüedad, precisamente por dejar de usarse en su acepción sexual y pasar a entenderse solamente en su sentido literal o metáforico no sexual. Este es el caso de to occupy, ‘ocupar militarmente por la fuerza’, usado como eufemismo de ‘copular’, durante los siglos XV al XVII, aunque de manera inapropiada según algunos escritores, Shakespeare entre ellos, que se quejaban de que algunos dieran a esta excelente ‘buena palabra’ un sentido sexual[16]. De hecho, to occupy ha perdido totalmente su acepción sexual, teniendo en la actualidad solamente el significado de ‘ocupar’, ya sea espacio, tiempo o puesto o, militarmente, un fuerte, una ciudad, un país, etc.

7.- Eufemismos semi-lexicalizados.

 Llamamos eufemismos semi-lexicalizados a aquellos que conservan todavía su ambigüedad y no están, por regla general, en los diccionarios[17]. Los eufemismos semi-lexicalizados, además de permitir nombrar lo innombrable ejercen también la función de enmarcar el objeto nombrado dentro de una determinada red conceptual, asimilando la acción sexual a un acto de guerra o violencia, monta, caza, pesca, religión, etc. He aquí algunas de las más frecuentes:

a)     guerra y violencia: machine, ‘máquina de guerra’, usado frecuentamente para ‘pene’ por John Cleland en Fanny Hill[18], purple-headed warrior, ‘guerrero de cabeza púrpura’, sword, ‘sable’, o el más moderno pink torpedo ‘torpedo rosa’, también para ‘pene’, buckler,’escudo’ o fort ‘fuerte’, para ‘vagina’, to enter to the hilt, ‘meter hasta la empuñadura’, por ‘penetrar a una mujer’, etc.
b)    cabalgar: to ride, ‘cabalgar’, to mount, ‘montar’, por ‘copular’, to ride Saint George o to ride the dragon upon Saint George, ‘cabalgar a San Jorge’ o ‘cabalgar el dragón sobre San Jorge’, para ‘copular con la mujer en posición dominante’, lo que según McDonald se creía en otros tiempos ser la mejor manera de engendrar un varón que habría de llegar a ser obispo[19], etc.
c)     caza y pesca: to grope for trouts in a peculiar river  ‘pescar truchas con la mano en un río privado’, por ‘copular con una mujer’, (en Shakespeare’s Measure for Measure), to change the cod’s head for the salmon’s tail, ‘cambiar la cabeza del bacalao por la cola del salmón’, ‘copular, una mujer’, (en Othello), to go cunny catching, ‘ir a cazar conejos’, ‘copular, un hombre’, to nibble/have a nibble (‘picar, ‘morder el anzuelo’), ‘copular, el hombre o la mujer’, etc.
d)    viaje: to board a land carack,’ montarse en un barco de carga’, usado por Shakespeare como eufemismo por ‘copular con una prostituta’, to arrive at the end of the sentimental journey[20], ‘llegar al final del viaje sentimental’, ‘copular’, to pull a train, ‘tirar de un tren’, ‘copular una mujer con varios hombres a la vez’, the little man in the boat, ‘el pequeño hombre del bote’, ‘clítoris’, Battersea Park, usado al parecer por los jovenes ingleses para designar un método anticonceptivo de muy dudosa eficacia[21], etc.
e)     baile y juegos: to dance the matrimonial polka, ’bailar la polka matrimonial’, to play the game of 20 toes, ‘jugar al juego de los 20 dedos del pie’, to play doctors and nurses, ‘jugar a médicos y enfermeras’, usados todos como eufemismos o disfemismos por ‘copular’, etc.
f)      comer/alimentos: to eat, ‘comer’, para el sexo oral, melons, apples, coconuts, etc., ‘melones, manzanas, cocos, etc.’, para ‘pechos de mujer’, to hide the salami, ‘esconder el salchichón’, por ‘copular’, etc.
g)     términos religiosos: to pray with the knees upwards, ‘rezar con las rodillas hacia arriba’ (‘copular’, dicho de una mujer), Father confessor, ‘padre confesor’ (pene), the Cardinal is come, ‘ha llegado el cardenal’ (‘tengo la regla’), to box the Jesuit (and get cockroaches), ‘golpear al jesuita (y sacar cucarachas)’ o  to pull the Pope, ‘tirar del Papa’ (masturbación masculina), etc.
Constantemente surgen nuevos eufemismos y disfemismos que como AIDS terrorist, ‘terrorista del sida’ (usado en la jerga homosexual para ‘alguien que sabe que es seropositivo y practica el sexo sin precauciones’) se integra en una red conceptual ya existente, o como to adjust the antenna’, ‘ajustar la antena’, para la masturbación masculina o to coax the genie out of the magic lamp, ‘hacer salir al genio de la lámpara maravillosa’, para la masturbación femenina, que si hacen fortuna pueden llegar a crear nuevas redes conceptuales.

8.- Coherencia y contradicciones dentro de las redes conceptuales:

Existe una coherencia innegable entre los eufemismos y disfemismos dentro de una determinada red conceptual. Así, si Abraham’s bosom, ‘el seno de Abrahán’, se usa como eufemismo para ‘vagina’, to be in Abraham’s bosom será ‘copular con una mujer’ y Abraham, ‘pene’; si  ferret, ‘hurón’, se usa por ‘pene’, to ferret y to hide the ferret, serán ‘copular el varón’; si cherry, ‘cereza’, se usa para ‘virgo’, to lose one’s cherry, será perderlo; si devil, es eufemismo por ‘pene’ y hell, ‘infierno’, por ‘vagina’, to put the devil into hell, usado ya por Boccacio en el siglo XIV en su Decamerón, será ‘copular, un hombre’.
No faltan, sin embargo, las contradicciones; así tanto the gates of paradise ‘las puertas del paraiso’, como the gates of hell, ‘las puertas del infierno’ (véase 10, c, más abajo) se usan como eufemismos por los genitales femeninos, aunque estas aparentes contradicciones se explican por el diferente punto de vista para cada expresión: ‘objeto placentero’, en la primera y ‘ocasión de pecado’, en la segunda.
                  
10.- Carácter humorístico de los disfemismos y términos tabúes ambiguos.

Los disfemismos, por su propia naturaleza (v. 3, más arriba) y los términos tabúes ambiguos, tienen frecuentemente carácter humorístico, por lo que se usan a menudo en limericks, rugby songs, chistes, etc. Damos algunos ejemplos:

a)     limericks:

«There was a pert lass from Madras
        Who had a remarkable ass-
         Not rounded and pink,
         As you probably think,
It was gray, had long ears, and ate grass».

«There was a young plumber named Lee
        Who was plumbing his girl by the sea.
         When she said: ‘Stop your plumbing!
         There’s somebody coming!’
Said the plumber (still plumbing): ‘It’s me!’».

b)    rugby songs:

«My old man is a trumpeter,
        And a very fine trumpeter is he.
        All day long he blows trumpets,
And then he comes home and blows me».

c)     chistes:

Una atractiva mujer topless pretende entrar de esta guisa en una iglesia, negándole la entrada en esas condiciones un joven cura novato. Cuando la mujer le dice: “But I have a divine right” (‘tengo un derecho divino’), el cura responde: “And a divine left too, but still you can’t enter the church like that.”

Había un cierto pastor inglés que antes de empezar su sermón solía decir a sus fieles: “Cuando las mujeres aquí presentes tengan la amabilidad de cruzar las piernas y ‘las puertas del infierno’ queden debidamente cerradas, podré empezar mi sermón.”[22]

Otra frecuente muestra de humor lo constituyen las calumnias étnicas’ (ethnic slurs), disfemismos usados como chiste a expensas de otras nacionalidades: a French, ‘un francés’, a Greek ‘un griego’, basados respectivamente en la supuesta predilección de los franceses por el sexo oral y de los griegos por el sexo anal; Irish toothache, ‘dolor de muelas irlandés’, por ‘erección’ y Irish wedding, ‘boda irlandesa’, por ‘masturbación’, basados ambos en la negativa de los buenos católicos irlandeses a usar métodos anti-conceptivos por escrúpulos religiosos.
Tampoco constituyen ninguna novedad estas ‘calumnias étnicas’, ya que muchos disfemismos de este tipo, como Ireland, Spain, Belgia, the Netherlands, etc., fueron usados por Shakespeare[23], para las partes pudendas.
Curiosamente, los hablantes de los distintos países suelen ‘pasarse el muerto’ unos a otros al usar este tipo de expresiones; así, el disfemismo French disease[24], usado en los siglos XVII y XVIII en inglés para designar la sífilis, tenía su contrapartida,  maladie anglaise, en francés y a French letter, ‘carta francesa’, usado todavía por los ingleses para referirse a un preservativo, es une capote anglaise, ‘un abrigo inglés’, para los franceses. 

11.-  Conclusiones.

Tras el análisis detallado del tipo de términos y frases usados en el lenguaje erótico inglés, desde el siglo XVI hasta nuestros días, extraemos las siguientes conclusiones:

1.- Aunque la tolerancia social hacia los términos y frases de carácter sexual sea mayor en nuestros días que en siglos pasados, se observa en general un afán por parte de los ingleses en todas las épocas por evitar referirse a los órganos y actos sexuales con términos claros y directos, las que podemos llamar obscenidades básicas, sustituyéndolas por términos y frases de implicación más favorable que resulten socialmente aceptables (eufemismos), vg. to go to bed with ‘acostarse con’, por ‘copular’, o por otros que destaquen algún aspecto grotesco o humorístico del objeto tabú en cuestión (disfemismos), vg. Father confessor ’Padre confesor’, por ‘pene’.

2.- Es condición indispensable de estos eufemismos y disfemismos, para poder cumplir su función social de atenuación del objeto tabú, que conserven su ambigüedad, de tal manera que puedan entenderse en su sentido primario no-sexual, además del sexual secundario: vg. to sleep with, ‘dormir con’.

3.- Con el tiempo, muchos de estos eufemismos y disfemismos se lexicalizan, perdiendo su significado literal primario no sexual y entendiéndose sólo en su sentido sexual secundario. Puede ocurrir, como en el caso de cock, que al lexicalizarse pierda su tolerancia social convirtiéndose en ‘obscenidad básica’, o que, como en el caso de to make love, aunque haya desaparecido su sentido primario de ‘cortejar’, conserve por ahora su aceptación social.

4.- Los eufemismos que conservan su ambigüedad, llamados generalmente eufemismos semi-lexicalizados, además de permitir nombrar lo innombrable, cumplen también la función de enmarcar el objeto nombrado dentro de una determinada red conceptual, asimilando la acción sexual a un acto de guerra o violencia, monta, caza, pesca, religión, etc., surgiendo constantemente por analogía otros eufemismos y disfemismos que se integran generalmente en una de las redes existentes, o bien que en algún caso excepcional lleguen a crear una red novedosa (véase 7).

12.- Bibliografía:

ADAMS, J.N. (1982) The Latin Sexual Vocabulary. Londres: Duckworth.
ALLAN, K. y K. BURRIDGE (1991) Euphemism & Dysphemism. Language Used as Shield and Weapon. Nueva York-Oxford: Oxford University Press.
BARING-GOULD, W.S. (1984) The Lure of the Limerick. Londres.Nueva York: Granada.
BURFORD, E.J. (1982) Bawdy Verse. Harmondsworth: Penguin.
CLELAND, JOHN  (1970) [1749] Fanny Hill: Memoirs of a Woman of Pleasure. St Albans: Mayflower.
CHAMIZO DOMÍNGUEZ, PEDRO y FCO. SÁNCHEZ BENEDITO (2000) Lo que nunca se aprendió en clase: eufemismos y disfemismos en el lenguaje erótico inglés. Granada: Comares.
FERNÁNDEZ DE LA TORRE MADUEÑO, Mª DOLORES y FCO. SÁNCHEZ BENEDITO (1999) “Perspectiva léxica y repercusiones sexistas de eufemismos y disfemismos ingleses referidos a las prostitutas conceptualizadas como animales”, en El sexismo en el lenguaje, vol. II. Málaga: Centro de Ediciones de la Diputación Provincial, 565-575.
GREEN, JONATHON (1998) Dictionary of Slang. Londres: Cassell.
GROSE, F. (1785) A Classical Dictionary of the Vulgar Tongue (ed. by E. Partridge en 1931). Londres: The Scholartis Press.
LAKOFF, G. and M. JOHNSON (1980) Metaphors We Live By. Chicago: The University of Chicago Press.
LEGMAN, G. (1972) The Rationale of the Dirty Joke (2 vols.). St Albans: Panther.
MCDONALD, J. (1988) A Dictionary of Obscenity and Taboo. Londres: Sphere Books.
PARTRIDGE, E. 1961 [1937] A Dictionary of Slang and Unconventional English (5ª ed.). Londres: Routledge & Kegan Paul.
PARTRIDGE, E. (1968) Shakespeare’s Bawdy. Londres: Routledge & Kegan.
SPEARS, R. (1981) Slang and Euphemism. Nueva York: Jonathan David.
SÁNCHEZ BENEDITO, FCO. (1998) A Semi-Bilingual Dictionary of Euphemisms and Dysphemisms in English Erotica. Granada: Comares.
SÁNCHEZ BENEDITO, FCO. (2001) “The treatment of sex phraseology in the second edition of the OED.” Logroño: AESLA, vol. 14, pp. 381-401.
SANTAEMILIA, JOSÉ y JOSÉ PRUÑONOSA (ed. y trad.) (2000) Fanny Hill. Memorias de una mujer de placer. Madrid: Cátedra
TOLEDANO BUENDÍA, CARMEN (2003) La traducción de la obscenidad. Madrid: La Página.







[1] Hay excepciones: to lay, to screw, etc.
[2] Adams: 4.
[3] Véase Legman’s Rationale of the Dirty Joke, 1:9.
[4] Chamizo & Sánchez Benedito, 2000: 25.
[5] ibid.
[6]Pistol’s cock is up, and flashing fire will follow.” Shakespeare’s Henry V, II, i, 50-51). Las citas de Shakespeare están tomadas de Partridge, 1968.
[7] La primera cita en el OED data de 1618, aunque el eufemismo debe de ser más antiguo, dado que hay una clara alusión en Shakespeare (v. nota 6).
[8] Tarse, del inglés antiguo teors, cognado de teran ‘rasgar’, puede también haber tenido carácter eufemístico, ya que según McDonald (1988) se usó en las primeras versiones inglesas de la Biblia (por ejemplo en la de Wycliff de 1382, en el Libro Primero de Samuel (18:25).
[9] Allan & Burridge, 1991:23.
[10] “La primera cita en el OED. es de 1503, lo que descarta el uso de la palabra por Chaucer, por ejemplo, en el siglo XIV. Pero esto no significa en modo alguno que no existiera ya en dicha fecha...y que fuera ya para entonces lo bastante tabú para desaconsejar su uso a Chaucer, que se inclinó por otros términos, como swive, que aún conservaban en el siglo XIV su carácter eufemístico.” (Chamizo y Sánchez Benedito, opus cit.:88).
[11] (IV i 42-47).
[12]And Adam knew Eve his wife; and she conceived” (Genesis, 4:6).
[13] Eric Partridge, opus cit. :78; la traducción es nuestra.
[14] (Troilus  & Cressida, IV, ii, 36-39).
[15] Chamizo & Sánchez Benedito, opus cit: 97.
[16] “...These villains will make the word (captain) as odious as the word ‘occupy’, which was an excellent good word before it was ill-sorted” (mal considerada) (Shakespeare’s 2 King Henry IV, II, iv, 136-140)
[17] Sobre la inclusión o exclusión de este tipo de eufemismos semi-lexicalizados no hay en absoluto unificación de criterios. Así, por ejemplo, el OED., que encierra en sus páginas un gran número de eufemismos y disfemismos de referencia sexual, incluye John Thomas, como eufemismo para ‘pene’, pero no Lady Jane, para la vagina, aunque ambos tienen el mismo origen (D.H. Lawrence’s Lady Chatterley’s Lover); incluye asimismo to blow someone, para practicar una felación o un cunilinguo, pero no una expresión tan corriente para los mismos actos como to give head; por último, encontramos allí melons, para los senos femeninos, pero no los igualmente frecuentes cocunuts o apples, etc.
[18]Her sturdy stallion had now unbutton’d, and produced naked, stiff and erect, that wonderful machine, which I had never seen before...” (John Cleland’s Fanny Hill, 36). Para la traducción española, véase Santaemilia y Pruñonosa, 2000.
[19]Riding Saint George’ is an old term for sexual intercourse with the woman sitting on top of the man. It was commonly believed in earlier centuries that a boy conceived in such circumstances was likely to grow up to become a bishop” (McDonald, opus cit.: 125).
[20] From the end of L. Sterne’s novel, A Sentimental Journey Through France and Italy: “I put out my hand and caught hold of the fille de chambre’s...”
[21] “I’ll take it out before it happens” “That’s what the English girls call Battersea Park. That’s the railroad station before Victoria. It’s nearly the end of the journey.” (Leslie Thomas’s His Lordship, 160).
[22] Para otras muestras de humor en limericks, rugby songs, chistes, etc., véase Sánchez Benedito, 1998.
[23] .- “Ant.: ‘In what part of her body stands Ireland?’ Dro.: ‘...in her buttocks; I found it out by the bogs’... Ant.: ‘And where Spain?’ Dro.: ‘Faith, I saw it not, but I felt it hot in her breath.’ Ant.: ‘Where stood Belgia, the Netherlands?’ ‘O, sir, I did not look so low.’” Shakespeare’s The Comedy of Errors, III, ii).
[24] En el siglo XVII, también se usaban Spanish-pox o Spanish-gout para designar esta enfermedad venérea.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada